Lo despiden por jugar videojuegos en el trabajo, demanda y gana

Un empleado de una compañía de seguros en Chacarita, buenos aires fue despedido por jugar videojuegos en la computadora de su trabajo. El hombre entonces demandó a sus antiguos empleadores y ganó el caso.

Así, como lo oyen. Jugar videojuegos en horario laboral y empleando el ordenador del trabajo no es causa de despido, incluso en el caso de que la empresa, con carácter previo, le haya dado instrucciones expresas en contrario. Eso es lo que ha entendido el Tribunal Superior de Justicia de Madrid en una Sentencia que recién acabamos de conocer.

Es decir, que en criterio del Juzgador, para que el despido sea considerado procedente la actuación debe suponer una violación trascendente de la buena fe contractual, con lo que no cualquier transgresión, sino solamente la de carácter grave y culpable, es la que tiene entidad bastante para que el despido resulte lícito. Por lo que, pese a que ha resultado acreditado que el trabajador “ha puesto en peligro la integridad y el buen funcionamiento de la red interna de la empresa”, dado que el daño no se ha materializado, su actuación no justifica el despido.

El parecer esta persona tenía descargados una vasta cantidad de juegos en el teléfono y la computadora que la compañía para la que trabajaba le había proveído para su labor profesional. Pero según él, no había hecho nada malo, pues dice que los videojuegos llegaron a los dispositivos fuera de las horas de trabajo.

Parece que el joven pasaba varias horas jugando al League of Legends, uno de los juegos online más jugados.

League of Legends es un juego competitivo en línea de ritmo frenético, que fusiona la velocidad y la intensidad de la estrategia en tiempo real (ETR) con elementos de juegos de rol.
Dos equipos de poderosos campeones, cada uno con un diseño y estilo de juegos únicos, compiten cara a cara a través de diversos campos de batallas y modos de juego. Con un plantel de campeones en constante expansión, actualizaciones frecuentes y emocionante panorama competitivo, League of Legends ofrece posibilidades de juego ilimitadas a usuarios de todos los niveles de habilidad.

Finalmente se determinó que sus jefes nunca le indicaron explícitamente que no podía hacer lo que hizo y la compañía tuvo que darle una indemnización de U$S 25.000 ($ 400.000 pesos argentinos).